¡Bienvenidos!

Aquí iré publicando pequeños consejos y trucos que fui aprendiendo a lo largo de mis años como diseñador.

Quizá pueda hacer algunos tutoriales… 

Los temas a tratar serán sobre CorelDRAW!, Photoshop, preimpresión (pre print), diseño en general, recursos de la web, marketing digital, etc,

Alguno puede preguntarse ¿por qué alguien que trabaja en el medio va a revelarnos secretos que usa para sus diseños?

Lo voy a responder por partes:

  1. Como usuario he penado buscando información similar en castellano y sé lo difícil que es encontrarla. Esto me motiva a dejar al menos algunos tips que achiquen este déficit.
  2. Hay un dicho famoso «hoy yo por ti, mañana tu por mí» que resume claramente la utilidad de estos consejos.
  3. Ocultar las herramientas y trucos no me va a hacer ni mejor ni peor diseñador. Mi trabajo lo conseguiré por mi talento, no por mis herramientas. Aquí estamos de paso y si puedo ayudar a alguien que es mejor que yo, estaré haciendo el bien.

CorelDRAW!

Comencemos hablando sobre CorelDRAW!. Uso este programa desde que compré mi primera computadora en 1992. En esos tiempos la versión era 2.5 y me pareció ideal para plasmar mis conocimientos artísticos, ya que incluía herramientas virtuales que ya utilizaba en la «vida real» como el lápiz, pinceles y aerógrafo (PhotoPaint).

En tantos años el programa fue mutando, casi siempre para mejor, aunque hay que reconocer que algunas actualizaciones no aportaban demasiado y eran simplemente mejoras técnicas que no justificaban la inversión.

En mi opinión, la que más me gustó fue la versión 8. Aún conservo la caja y manuales. Así fui llegando a estos días, donde anuncian que ya no habrá actualizaciones y utilizarán un sistema similar al de Adobe.

Justamente el software tuvo versiones que intentaron imitar a Adobe Illustrator y una que recuerdo tristemente donde se parecía a Word! quizá tratando de llegar al usuario común y descuidando un poco a los diseñadores.

Por suerte retomaron la senda y las últimas versiones son de gran calidad y tan completas que muy dificilmente se pueda dominar el 100% de las funciones (como si esto hubiera pasado alguna vez).

Lo bueno Corel es que podemos realizar desde un diseño básico hasta ilustraciones complejas, dependiendo de nuestra habilidad. Se pueden combinar gráficos vectoriales e imágenes sin problemas, obteniendo resultados profesionales.

Si es necesario editar una imagen, contamos con la mayoría de las herramientas disponibles, incluidos los efectos especiales. Pero si esto no nos alcanza, podemos conmutar con Corel PhotoPaint y utilizar todos sus recursos. Al finalizar los cambios se guardan solamente en la imagen que estamos editando en CorelDRAW! sin afectar a la original.

Más adelante me extenderé más sobre CorelDRAW! pero antes, quisiera dar una opinión sobre uno de los productos de la suite:

Corel PhotoPaint

Sinceramente, no tiene nada que envidiarle a Adobe Photoshop. En la mayoría de los casos las herramientas están a la altura del afamado e histórico editor que nadie puede discutir que es el líder del rubro.

Pero para quienes estén familiarizados con Corel, les resultará más fácil trabajar con PhotoPaint, porque a diferencia de Photoshop que se maneja mediante capas, trata los elementos como objetos, de la misma forma que CorelDRAW. Incluso si importamos una imagen guardada en formato de PhotoPaint desde Corel, esta nos permitirá usar los objetos que contenga por separado.

Adobe Photoshop

La estrella de la edición fotográfica. Por necesidad he tenido que trabajar con este programa y lo que más me gusta de él es su manejo de bordes, por ejemplo a la hora de crear fusiones con cabellos. Cada módulo es potente y de calidad, no le encuentro fallas y todas las herramientas tienen más de una forma de emplearlas.

En ocasiones uso este software para darle acabado fotográfico a ilustraciones que realizo en Corel. Hay miles y miles de tutoriales sobre Photoshop en la web, por lo que no voy a inventar nada aquí, pero quizá algún consejo puedo aportar en la materia.

¿Diseñador o Dibujante?

Mucha gente que visitó este post tendrá como realidad absoluta la actualidad, donde el diseño se realiza casi exclusivamente con una computadora y software de diseño.

Pero lo cierto es que esta profesión nació mucho antes incluso que Gütemberg creara la imprenta. Siempre existió la necesidad de comunicarle a las demás personas las actividades que se realizan en determinados establecimientos, la franja o etnia a la que se pertenece, identificar bandos militares, etc.

Tengo la suerte de haber comenzado en el rubro antes que las computadoras avanzaran en su perfeccionamiento. Trabajé como «dibujante» porque así se llamaba a la actual profesión de diseñador.

La diferencia es que los diseños se realizaban a mano, incluyendo las tipografías. Inclusive había especialidades de ilustrador, rotulador, etc. Las máquinas impresoras tampoco eran las de ahora y si los trabajos finales eran en cuatricromía, había que hacer la separación de colores a mano. ¿Se imaginan? Guardo algunos originales de ese tipo para mirar cada tanto y agradecer la aparición de las nuevas tecnologías.

Por ahora, cierro este post esperando que pronto pueda ir a lo concreto y empezar con temas específicos. Si alguno de ustedes necesita ayuda y no encuentra soluciones en los foros oficiales, no dude en preguntar. Espero poder ayudarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *